Por segundo año consecutivo, acompañó al Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández durante su función de gala en el Auditorio Nacional, conmemorativa al centenario del natalicio de Amalia Hernández y el 65 aniversario del ballet.

Ciudad de México – 06 de agosto de 2017. Por segundo año consecutivo, la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma del Estado de México (OSJUAEM), bajo la dirección de Hilda Saquicoray Ávila, acompañó al Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández durante su función de gala en el Auditorio Nacional.

En el marco de esta función, conmemorativa al centenario del natalicio de Amalia Hernández y el 65 aniversario del ballet, el director de la agrupación artística y nieto de la fundadora, Salvador López López, agradeció al rector de la UAEM, Alfredo Barrera Baca, y al secretario de Difusión Cultural de la institución, Edgar Miranda Ortiz –presente en el Auditorio Nacional–, el apoyo brindado para trabajar con la Orquesta y llevar a cabo está presentación.

Luego de puntualizar que una de las principales funciones del Ballet es promover el talento de los jóvenes mexicanos, reconoció la capacidad de los integrantes de la OSJUAEM y el trabajo de Hilda Saquicoray. “Los jóvenes músicos que conforman esta agrupación estarán en las grandes orquestas del mundo”, dijo.
Destacó que “Amalia Hernández enseñó, a lo largo de su vida, a cultivar el amor por México, rescatar las tradiciones y conocer el sabor y el color de nuestra patria”.

Ataviados con trajes típicos de varios estados de la República Mexicana, los integrantes de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la UAEM interpretaron Azteca, un popurrí de Manuel Esperón y el danzón Nereidas, entre otros temas, algunos en colaboración con el mariachi y el coro del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

Durante esta función de gala se proyectó un video en el cual bailarines y coreógrafos recordaron la trayectoria de Amalia Hernández, a quien reconocieron como una mujer trabajadora y guía para varias generaciones de artistas. “Inculcó el amor por la cultura nacional y fue una mujer versátil, que llenaba todos los escenarios donde se presentaba. Como embajadora de México, llevó la música, la danza y las tradiciones de nuestro país a todo el mundo”.

Al grito de “¡Viva México!” y con una ovación de pie del público, el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández y la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma del Estado de México se despidieron con el huapango del compositor mexicano José Pablo Moncayo y una combinación de coreografías de diferentes partes del país.