Condena un Juez a tres años de prisión en contra de la ex funcionaria estatal, Xochilt Tress, presunta amante de Javier Duarte de Ochoa, por el delito de enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía General del Estado confirmó que la mujer se declaró culpable y renunció al juicio oral, por lo que el juez le otorgó tres años de prisión conmutable, es decir, con el pago de una multa -cuyo monto no se dio a conocer- para poder salir en libertad.

De manera paralela, en la audiencia privada le fueron decomisados dos bienes inmuebles ubicados en la calle Salmón del lujoso fraccionamiento Costa de Oro, en la ciudad de Boca del Río, como reparación del daño.

A la ex titular del Instituto de Espacios Educativos también se le inhabilitó para ejercer cargos públicos por espacio de tres años.

El Nuevo Sistema de Justicia Penal contempla la ejecución de acuerdos reparatorios, a lo cual tiene derecho todo imputado por delito patrimonial.

Las audiencias en su contra fueron privadas a petición de la defensa, algo que la ley también contempla cuando se pone en riesgo la intimidad de las personas acusadas de algún delito.

El jueves, Xochilt fue vinculada a proceso por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, pues las autoridades consideraron que sus ingresos no concordaban con sus bienes que superaban los cuatro millones de pesos.

En esa audiencia, se ratificaron los dos años de prisión preventiva y el embargo de su bienes que se habían decretado cuando fue detenida en Puerto Vallarta.

El Juez de Control determinó que la Fiscalía General del Estado presentó suficientes elementos para considerarla probable responsable del delito de enriquecimiento ilícito, por lo cual la vinculó a proceso.

Sin embargo, al declararse culpable, se allanó el camino, reparó el daño y saldría libre con el pago de multa.

Redacción El Universal