El derecho humano a la libre circulación se encuentra vinculado con el fenómeno migratorio, al existir el deseo de buscar mejores perspectivas de vida en un lugar distinto en el cual se encuentran y en casos concretos, es violado por la aplicación del retorno asistido.

Toluca, Méx. – 04 de agosto de 2017. Guatemala (41.4 por ciento), Honduras (30.9 por ciento) y El Salvador (18.1 por ciento) son los tres países de donde más migrantes arriban a México, seguidos de Nicaragua, Cuba y Estados Unidos, entre otras naciones, que suman un total de 9.6 por ciento.

La egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México, Lorena González López, señaló que los migrantes que provienen de países centroamericanos y que se encuentran en situación irregular deben ser ayudados para regresar a su país de origen.

Puntualizó que el apoyo para su regreso y las medidas establecidas para el retorno en la Ley de Migración son insuficientes; subrayó que el retorno asistido no debe ser un instrumento represivo y de control y sí uno de respaldo y cooperación para los migrantes, en caso de que deseen volver a su lugar de origen.

Aseveró que el derecho humano a la libre circulación se encuentra vinculado con el fenómeno migratorio, al existir el deseo de buscar mejores perspectivas de vida en un lugar distinto en el cual se encuentran y en casos concretos, es violado por la aplicación del retorno asistido.

Lorena González López destacó que el derecho humano a la libre circulación y residencia en México es un derecho fundamental relacionado con el fenómeno migratorio, que trae consigo el anhelo de los migrantes de buscar mejores perspectivas de vida y desarrollo, orillados por la pobreza, la desesperanza y la violencia, como causas y motivos por las cuales los centroamericanos emprenden su travesía migratoria.