El clásico entre Pumas y América, por sí solo es un ejemplo de rivalidad histórica en el futbol mexicano, pero cada encuentro tiene sus ingredientes especiales.

Para el duelo del próximo sábado en la cancha del Estadio Azteca por la fecha 3 del Apertura 2017, Universidad tendrá a tres nuevos jugadores, que por naturaleza y trayectoria deportiva arrastran su propia identidad “antiamericanista”: Mauro Formica, Joffre Guerrón y Néstor Calderón; además, los tres han tenido muy buenos momentos frente a los azulcrema.

En el 2014, el mejor año que tuvo Mauro Formica en Cruz Azul, el argentino metió el primer gol de los cementeros ante las Águilas en encuentro de fase regular del Clausura; el duelo terminó 1-2 a favor de la Máquina, precisamente en el Azteca.

Además, en el Apertura de ese mismo año los de la Noria golearon 4-0 a los de Coapa en el Azul y Formica puso una gran asistencia para Mariano Pavone, quien culminó la jugada con un riflazo de derecha dentro del área para abrir el marcador.

Joffre Guerrón comparte con Formica su pasado celeste, pero tiene su propia historia ante las Águilas porque en la ida de la final del apertura 2014, jugando para Tigres, el ecuatoriano metió el único gol del encuentro, ilusionando así a toda la afición de la UANL con una estrella más, aunque en la vuelta los capitalinos se llevaron el título.

En tanto, Néstor Calderón, tiene el “antiamericanismo” a flor de piel por su pasado chiva, equipo donde salió campeón de Liga y Copa en Clausura 2017. El Avión no le metió gol a las Águilas mientras fue del Rebaño, pero sí tiene un gran recuerdo frente a los azulcrema, porque jugó en la semifinal de la Copa MX del Apertura 2016, cuando los dirigidos por Matías Almeyda, eliminaron en penales al América en el Coloso de Santa Úrsula.

Así, los tres nuevos Pumas buscarán revalidar sus buenos momentos frente a las Águilas, ahora vestidos con la piel felina, en uno de los clásicos más pasionales y riesgosos de la Liga MX.