Apple podría estar listo para un nuevo salto al futuro. La compañía ha estado buscando su siguiente éxito comercial desde el lanzamiento del iPhone en 2007 y desde la muerte del cofundador Steve Jobs en 2011, y al parecer encontró lo que necesitaba en la realidad aumentada.
La empresa incorporará esta tecnología en sus iPhones para finales de este año, y probablemente con ello preparará el escenario para que una serie de nuevas aplicaciones borren la línea entre la realidad y la representación digital en nuevas e imaginativas formas.
La realidad aumentada, una tecnología que proyecta imágenes al mundo real visto a través de una pantalla, se hizo famosa en gran parte por la aplicación “Pokemon Go”, con la que los usuarios pueden ver con sus teléfonos a las criaturas que intentan capturar en distintos lugares de la ciudad en la que se encuentran.
“Esta es una de esas cosas enormes que recordaremos y nos maravillaremos con su comienzo”, dijo Tim Cook, director general de la compañía, a analistas el martes en una conferencia telefónica. Muchos de los analistas estuvieron de acuerdo con Cook. “Esta es la plataforma más importante que Apple ha creado desde su tienda de aplicaciones en 2008”, señaló Jan Dawson, de la firma de investigación Jackdaw Research.
La realidad aumentada crea un enorme potencial para nuevos juegos, aplicaciones para remodelar casas que permitan a la gente visualizar cómo se verían sus muebles nuevos, entre otras cosas.