Con el lanzamiento la semana pasada de Dragon Quest XI en Japón, las ventas de Nintendo 3DS se dispararon significativamente, como suele pasar en tierras niponas con títulos de tal arraigo en esa región.

De acuerdo con el último reporte de Media Create, Nintendo 3DS vendió en una semana 142,600 unidades, por lo que el récord máximo de ventas sobrepasó los 23 millones de sistemas, una cifra muy importante considerando que se trata sólo de Japón.

Por su parte, Nintendo Switch también tuvo un empujón con el debut reciente de Splatoon 2, por lo que la consola híbrida ya tiene más 1.2 millones de unidades desplazadas sólo en Japón.

Cabe mencionar que el lanzamiento de Dragon Quest XI en PlayStation 4 también tuvo efectos positivos para dicha consola, pues en una semana logró vender 93,356 unidades, para situar la marca en el país nipón en 5.09 millones de sistemas.

Fuente: Levelup

Advertisements