El guardameta de Lobos BUAP, Lucero Álvarez, estuvo cerca de perder un ojo tras su fractura en el pómulo tras un choque con Everaldo Stum, en el partido frente al Querétaro.

Fue el mismo guardameta quien dio a conocer la gravedad de la lesión en Facebook, al publicar una foto de su lesión junto a un texto en el que asegura que estuvo a tres milímetros de que el impacto le hiciera perder el ojo.

“Gracias a todos los que se comunicaron para saber cómo estaba. Triple factura de pómulo y a 3mm de perder un ojo pero gracias a dios ya estoy bien como se ve. Ahora a esperar para la operación y volver más fuerte que nunca ¡¡¡Gracias a todos!!!”, escribió el cancerbero.

El golpe que sufrió terminó siendo más grave de lo que se pensaba, por lo que el jugador tendrá que ser sometido a cirugía y se espera que vaya a estar lejos de las canchas por al menos dos meses.

Advertisements

¿Qué te parece?