Perseguida desde hace meses por el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, la doble atribución de los Juegos -a París la cita de 2024 y a Los Ángeles la de 2028- supone por encima de todo una victoria del COI.

Al frente del organismo desde 2013, Bach resolvió contrarrestar la escasez de ciudades candidatas con un paquete de medidas publicado en diciembre de 2014 bajo el nombre "Agenda-2020", con el que buscaba principalmente reducir los costes de organización de los Juegos.

La propuesta no terminó de funcionar y tres de las candidatas para acoger el evento de 2024, Hamburgo, Roma y Budapest, fueron renunciando una a una, siendo el rechazo popular el principal motivo. También Boston -sustituida por Los Ángeles- arrojó la toalla. Las ciudades de París y Los Ángeles alcanzaron un acuerdo para que la capital francesa organice las Olimpiadas de verano de 2024 y la ciudad californiana las de 2028. Esto supone por encima de todo una victoria del Comité Olímpico Internacional (COI).

Advertisements