Horas después de concluida la celebración del 24 aniversario del municipio de Solidaridad, encabezado por la panista-perredista, Cristina Torres, ahí en Playa del Carmen, el hijo del presidente Felipe Calderón y de la aspirante a la Presidencia, Margarita Zavala, protagonizó un escándalo en el interior del bar de un hotel.

Luis Felipe Calderón Zavala fue detenido momentáneamente en el hotel Porto Real acusado de alterar el orden en el bar junto con otras personas, durante la madrugada del sábado, hasta que se presentó la policía municipal para “resolver el asunto”, sin mayor problema.

Testigos señalan que al hotel situado en Constituyentes y Primera Norte, en la zona turística de Playa del Carmen llegaron los agentes de la policía preventiva, a solicitud de personal del mismo hotel, y tras pedir que se identificaran y dialogar con los detenidos, “dejaron las cosas en paz, pidiéndoles que se portaran bien”.

Calderón Zavala y sus acompañantes regresaron a sus habitaciones sin que el incidente pasara a mayores.

Según autoridades de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en esta dependencia no se levantó reporte alguno de ello.

Redacción OEM