Tecámac.— Fue la madrugada de este sábado cuando los cuerpos sin vida de Roberto Martínez de 57 años y su Hija Emily Honey Martínez de 11 fueron encontrados enterrados en el patio de su domicilio.

El hallazgo se realizó luego de una denuncia por parte de los vecinos en sentido que se percibía un olor nauseabundo al interior de la vivienda ubicada en calles de la Colonia San Pablo Tecalco.

Las víctimas fueron reportadas como desaparecidas por sus familiares desde el pasado domingo 23 de julio. Debido a este hecho, los vecinos del lugar bloquearon la carreta libre México-Pachuca para después dirigirse caminando hasta las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del estado de México (FGJEM).

Por la tarde del viernes 28 de julio decenas de oficiales, unidades de Protección Civil y vecinos de los desparecidos, comenzaron una búsqueda en sembradíos, basureros y estanques sin resultado alguno hasta la madrugada del sábado.

El presunto culpable, identificado como Fredy Sosa es familiar de los occisos y ha dado declaraciones distintas como que vio a unos hombres cuando los secuestraban y que el ya se había ido. Se encuentra detenido en las instalaciones de la FGJEM por agresión a un oficial cuando era interrogado por la desaparición, al parecer será vinculado al delito de homicidio.

Los cuerpos fueron aparentemente incinerados y cubiertos con cal pero el olor despertó las sospechas de los vecinos.

Con Información de Quadratin