De acuerdo a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, la PGR le compró en 32 millones de dólares el sistema de espionaje Pegasus a Grupo Tech Bull, perteneciente a dos jóvenes menores de 30 años.

De acuerdo con una investigación realizada por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la Procuraduría General de la República (PGR) compró en 32 millones de dólares el sistema de espionaje Pegasus a una compañía llamada Grupo Tech Bull SA de CV.

Dicha empresa pertenece a dos jóvenes menores de 30 años, sin experiencia en el manejo de temas de seguridad nacional, de acuerdo con información de MCCI.

Grupo Tech Bull se constituyó en octubre del 2013 en la capital mexicana con un capital de 50 mil pesos, para un año después vender el malware Pegasus a la PGR en 32 millones de dólares.

El objeto social de Tech Bull es la compraventa de todo tipo de instrumentos y servicios de seguridad, incluido equipo táctico y de inteligencia, radares, torres de vigilancia, unidades móviles de videovigilancia y grabación, drones, vigilancia en aeronaves, sistemas para detección de armamento y explosivos; traslado y custodia de valores e instalación de blindajes.

En entrevista con MCCI, Carlos Cayetano Miguel de 26 años, quien aparece en actas como dueño y administrador único de Tech Bull al momento de realizarse la venta de Pegasus a la PGR, aseguró no saber acerca de esa transacción y que no recibió ni un peso de ganancia.

Otro socio del grupo es Jorge de Jesús Sánchez, de 29 años, técnico en informática del Conalep, precisó la investigación.

Esta empresa nació el mismo día en que Carlos Cayetano Miguel se tituló como contador público en el Instituto Politécnico Nacional, con una tesis titulada Conversión de estados financieros a moneda extranjera en el sector de los alimentos, según datos a los que tuvo acceso MCCI.

Según documentos notariales inscritos en el Registro Público de Comercio de la CDMX, cada uno de los socios aportó 25 mil pesos, y no 3 mil como afirmó Cayetano en la entrevista con MCCI.

El 29 de octubre de 2014 el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón firmó un contrato a favor de dicha empresa para el servicio de 500 infecciones de equipos celulares con el malware Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

De acuerdo con correos electrónicos filtrados por Wikileaks, Tech Bull es una filial de Balam Seguridad Privada, creada en mayo del 2012 por Asaf Zanzuri, de origen israelí. Balam, junto con Tech Bull, acapararon contratos en casi todas las dependencias de seguridad del gobierno federal.

La empresa Balam Seguridad tenía un acuerdo con NSO Group sobre el precio que pagarían por 500 infecciones de aparatos de telefonía de personas que serían espiados. Pero NSO intentó elevarles 50% el precio cuando se enteraron de que el contrato con la PGR ya se había firmado.

Redacción Diario Colima

Advertisements