Apple ha cerrado una era: ha descontinuado el iPod nano y el iPod shuffle, los últimos dos dispositivos de la compañía que funcionaban sin conexión a internet y no podían reproducir música en streaming. A partir de ahora, el único iPod disponible es el touch, después de que la versión clásica de este dispositivo también desapareciera en 2014.
Ambos modelos han desaparecido ya del catálogo de la tienda Apple en línea. Los iPod nano y shuffle restantes ya no estarán en las tiendas de la compañía, sino que solo estarán disponibles en algunos distribuidores autorizados, hasta que se agoten. “Actualmente estamos simplificando nuestra línea de iPod, con dos modelos de iPod touch ahora con el doble de capacidad, con un precio a partir de los 199 dólares (unos 170 euros), y estamos suspendiendo el iPod shuffle y el iPod nano”, ha explicado Apple.
Estos dos dispositivos eran versiones más pequeñas y simplificadas del iPod original, lanzado en 2001 por el fallecido CEO de la compañía, Steve Jobs, y que permitía reproducir música previamente descargada de la tienda virtual iTunes o de un medio físico, como un CD. Jobs introdujo los modelos nano y shuffle en 2005, como una revolución tecnológica, ya que permitían al usuario llevar su biblioteca musical en el bolsillo. El iPod shuffle fue el primer reproductor que ya no tenía pantalla, y solo se podía saltar una canción de una lista reproducida aleatoriamente. El iPod nano tenía el control circular para seleccionar más fácilmente las canciones a base de clics.
Los reproductores solo tuvieron 12 años de vida. La última modificación significativa del shuffle fue en 2010, cuando volvió a tener controles físicos; la del nano fue en 2012, cuando Apple le introdujo el sistema bluetooth para que pudiera tener conexión inalámbrica a altavoces y auriculares. Desde entonces, solo había variaciones en la gama de colores.
La introducción del iPhone en 2007 cambió el rumbo del iPod, conforme la música estaba disponible también en el teléfono y la conexión móvil a internet permitía acceder a la música sin que estuviera descargada. El único modelo de iPod ahora, el touch, en realidad es casi como un iPhone: usa el mismo sistema operativo, el iOS, y permite reproducir música de Apple Music, el servicio de streaming que compite con Spotify y otros, como Pandora Media.