La novela entre el América y Mateus Uribe parece haber llegado a su fin. El colombiano finalmente tiene un arreglo para llegar a Coapa y el día de hoy (viernes) estaría plasmando la firma.

Tras varios enredos y negociaciones, el conjunto azulcrema logró acelerar motores para cerrar al talentoso volante y ganar la partida que parecía, en días anteriores, estar arreglada con Tigres.

Uribe era una de las principales opciones de refuerzo para el equipo que comanda Miguel Herrera; sin embargo, Tigres decidió lanzar una mejor oferta con el doble de sueldo y carta del jugador, razón por la que América se apartó y buscó otros candidatos como Jonathan dos Santos y el uruguayo Nahitan Nandez. Uribe tenía planeado llegar desde el fin de semana pasado a México para plasmar su firma con el equipo de la Sultana del Norte; sin embargo, en Tigres tenían otras tres opciones en el radar y finalmente Ricardo Ferretti rechazó la llegada de Mateus. La situación molestó a la directiva del Atlético Nacional, que ya no contaba con el jugador.

América reactivó las negociaciones de forma rápida y precisa, después de que también se le cayó la negociación con el menor de los Dos Santos, y así logró hacerse de los servicios del mediocampista.

Mateus tenía el anhelo de salir de club Verdolaga y, al saber del interés del América, decidió dejar de entrenar con dicho club, por lo que se despidió de la afición colombiana con un mensaje a través de sus redes sociales. Uribe es el jugador que Miguel Herrera, técnico del América, señaló que buscaba de acuerdo con el perfil que requería su equipo; alguien desequilibrante por las bandas y con instinto goleador, por lo que la siguiente semana podría ya estar entrenando con el resto del equipo.

Con la incorporación de Uribe, que llega en compra definitiva, y las de Pedro Arce, Emilio Orrantia, Carlos Vargas y Guido Rodríguez, América cerraría las contrataciones para el Apertura 2017, en el que buscará como primer objetivo avanzar a la Liguilla, que no lograron el torneo anterior.

Advertisements

¿Qué te parece?