Un cuidador de un zoológico en China se disfraza todos los días como un panda para poder así capacitar a los cachorros.

El objetivo es que los pandas bebés logren vivir sin depender del ser humano, ya que los pandas mantenidos en la reserva natural de Wolong, en la provincia de Sichuan, son liberados a la vida silvestre.

Ya sin protección, deben aprender a vivir por su cuenta, pero el personal del parque considera que una serie de rutinas les facilita el asunto considerablemente.

Fuente: SDP Noticias

Advertisements

¿Qué te parece?