El quinto refuerzo de Cruz Azul, Alejandro Damián Faurlín, fue presentado esta mañana en las instalaciones de La Noria, donde presumió conocer a la institución celeste “desde la infancia”, por lo que no pensó dos veces en aceptar la oferta de llegar.

“Desde que supe del interés de Cruz Azul para mí fue algo muy importante. Yo a Cruz Azul lo conozco desde chiquito, desde la infancia. Es un equipo muy grande, me puso muy contento y estoy agradecido por la oportunidad de estar aquí”, apuntó.

Además del conocimiento previo, el volante argentino tuvo otras referencias gracias a que entabla amistad con exjugadores de la Máquina como el Cata Díaz, el Chelito Delgado, Luciano Figueroa, y el hoy jugador de los Pumas, Mauro Formica.

“He compartido con Cata Díaz en Getafe este año, soy muy amigo de Mauro Formica, y bueno, salí de Rosario Central, conozco al Chelito, a Luciano Figueroa, entonces conozco lo que es Cruz Azul.

“Yo soy de Rosario (Argentina), he jugado en diferentes futbol y para mí es una muy linda oportunidad, un lindo reto. Surgió el interés y tenía muy claro que era una oportunidad que no debía desaprovechar”, agregó.

En materia administrativa, Eduardo de la Torre dio a conocer que solo están a la espera de un trámite por parte de la Real Federación Española de Futbol para que el futbolista pueda jugar en la Liga MX.

En la parte física, Faurlín reconoció no estar al cien por ciento, sin embargo, aseguró que solo necesita esta semana y la que sigue para ponerse a la orden de Paco Jémez, quien influyó en el interés de Cruz Azul por hacerse de sus servicios.

“Ya no veo la hora de ponerme bien, adaptarme bien a lo que es Cruz Azul, a la altura y a todo lo que representa. No tengo dudas que cuanto antes voy a estar a disposición”, finalizó.