Con botellas, sillas, conos, botes y hasta montones de basura las calles aledañas al Estado Nemesio Díez son apartadas por los famosos “viene-viene” y franeleros para cobrar una cuota por el estacionamiento.

Cobran desde 30 hasta 150 pesos según la cercanía. 

Como cada partido cientos de vecinos y transeúntes se quejan de los abusos, el ambulante, la basura y el caos provocado en la zona del Estadio Nemesio Díez previo, durante y después de los partidos del Toluca. 

Advertisements