China se está preparando para una posible crisis con Corea del Norte al aumentar sus defensas a lo largo de la frontera común, incluyendo el establecimiento de una nueva brigada fronteriza y la construcción de búnkers para civiles, reportó el Wall Street Journal.

China lleva reforzando sus defensas a lo largo de su frontera con Corea del Norte desde la primera prueba nuclear de Pyongyang en el 2006, incluyendo la construcción una valla en partes de la frontera y el aumento de las patrullas.

Beijing también ha reorientado a las fuerzas militares en el noreste del país, añadió el reporte, que cita sitios de internet del Ejército y el Gobierno de China y a expertos chinos y extranjeros.

El Gobierno chino ha dicho repetidamente que la solución al problema con Corea del Norte no puede ser militar.

China se encuentra en medio de un amplio programa militar de reorganización y modernización.

El lunes, el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Wu Qian, dijo en una rueda de prensa que no podía responder a la pregunta “hipotética” acerca de que haría el Ejercito chino en caso de un choque en la península coreana.

A China le preocupa desde hace tiempo la posibilidad de que una guerra o conflicto en la península la afecte también, y había intensificado las defensas fronterizas en otras áreas, como las que lindan con Birmania y naciones del centro de Asia.

Fuente: Reuters