(CNN Español) – La violencia sigue acechando a México y sus ciudadanos se sienten cada vez más inseguros: cerca de 7 de cada 10 dicen sentirse en peligro cuando están en las calles. Según la última Encuesta Nacional de Seguridad, publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del país, el 74,9% de la población mayor de 18 años consideró que vivir en su ciudad es inseguro. Una cifra que superó al 72,9% registrado en marzo de este año y al 70% de junio del año pasado.

La encuesta, que incluyó a 55 ciudades y realizó entrevistas en 17.400 viviendas, destacó que las seis ciudades donde los habitantes se sienten más inseguros son Villahermosa (96,6%), Ecatepec de Morelos (94,6%), Chilpancingo de los Bravo (94,1%), Reynosa (89,6%), Coatzacoalcos (89,5%) y Fresnillo (88,1%). La percepción de inseguridad también sigue siendo mayor en las mujeres a nivel nacional con un 80,2% en contraste al 68,9% que registraron los hombres.

Ahora, los lugares donde más vulnerables se sienten los mexicanos es en los cajeros automáticos ubicados en la vía pública con un 81,3%, seguido del transporte público con un 73,7%, de los bancos con un 68,1% y de las calles transitadas habitualmente con un 66,1%. En ese sentido, el panorama frente a la delincuencia tampoco es muy alentador, pues el 36,7% de la población consideró que empeorará en los próximos 12 meses, mientras que el el 36,4 aseguró que seguirá igual de mal. De hecho, el 42,2% de los encuestados señaló haber sido testigo de la venta o el consumo de drogas cerca a su vivienda.

Estos son los hallazgos que arrojó la encuesta del Inegi.

En mayo pasado, una encuesta del Banco de México a expertos del sector privado indicó que el principal obstáculo para el crecimiento de la economía del país en los próximos meses es la inseguridad. El 15% de las respuestas en los 35 grupos de análisis consultados por Banxico se concentró en este factor, con lo cual encabeza el listado de los principales asuntos que podrían impedir la actividad económica, superando las causas externos. El informa también indicó que la inseguridad no era vista por los entrevistados por el banco central como uno de los problemas principales para el PIB de México desde julio de 2015, cuando esta “piedra en el zapato” lideró el listado de obstáculos con 23% de las respuestas.

Además, en abril de este año, un informe del Instituto para la Economía y la Paz reveló que el costo económico que México pagó por los índices de violencia en 2016 fue de 180.000 millones de dólares, lo que representa un 18% de su PIB anual. Según las cifras de la organización, el país deterioró su nivel de paz en un 4,3%, algo que no ocurría desde 2012, cuando empezó a mejorar sus condiciones. El centro de investigación internacional también advirtió que los homicidios subieron un 18,4%, registrando una tasa de 16,7 por cada 100.000 habitantes. Porcentaje que está muy por encima del promedio mundial de 7,3 por cada 100.000.

Redacción CNN