En su intento por escapar de las fuerzas iraquíes en Mosul, algunos yihadistas del Estado Islámico (EI) tratan de pasar inadvertidos disfrazados de mujer, pero olvidan rasurarse el vello facial.
Varios militantes del grupo terrorista han sido capturados usando maquillaje y vestimenta femenina durante la ofensiva gubernamental que arrebató recientemente la tercera ciudad más importante de Irak de manos del EI, informa el diario británico The Sun.


Los combatientes más bien parecen versiones estrafalarias del ‘Guasón’.
A través de las redes sociales, el Ejército iraquí ha compartido fotografías de terroristas vestidos fallidamente de mujer.
Más allá de lograr su cometido, los combatientes parecen versiones estrafalarias del Guasón, el célebre supervillano de los cómics, debido al exceso de maquillaje.


Algunos incluso olvidaron afeitarse la barba, acentuando el aire estrambótico de su apariencia.
Otros más solo optaron por enfundarse un burka o un vestido, dejando al descubierto sus facciones masculinas.
Previo a la liberación de la ciudad, las fuerzas iraquíes habían alertado de que cientos de yihadistas estaban recurriendo a disfraces y otros cambios de apariencia para hacerse pasar por civiles.
El gobierno de Irak, con el apoyo de milicias locales y el ejército estadunidense, inició la ofensiva para arrebatar el control de Mosul al EI en noviembre de 2016 y en los últimos días han expulsado a los yihadistas de toda la ciudad, que estos dominaban desde junio de 2014.
El vicegobernador de la provincia de Nínive, de la que Mosul es su capital, Hasan al Elaf, aseguró en una entrevista reciente que se necesitan por lo menos tres años para restablecer las infraestructuras básicas de toda la región, tras la destrucción causada por los combates.
Un total de mil 429 civiles murieron en el casco antiguo de la ciudad iraquí de Mosul durante la ofensiva contra el Estado Islámico en esta zona de la urbe, dijo hace unos días una fuente de la oficina de información de la Comandancia de las Operaciones Conjuntas.
Además, las fuerzas conjuntas iraquíes mataron a 30 mil terroristas durante su ofensiva, añadió la nota, sin especificar si fueron abatidos sólo en el casco antiguo o en toda la urbe.

Con información de Excélsior