Estados Unidos se convirtió en el país número 50 que reconoce la marca Tequila como auténtica de México, al concederle hace unos días la certificación de marca otorgada por la Oficina de Patentes y Marcas Registradas (USPTO por su sigla en inglés) del Departamento de Comercio estadounidense, informó Ramón González Figueroa, director del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

Luego de un litigio de más de 13 anos, en los que una empresa de aquel país impugnaba el procedimiento, finalmente los abogados de CRT obtuvieron la certificación, con registro número 5,225,126 con fecha 20 de junio del 20177, según anunció González Figueroa este viernes en la sede del CRT y manifestó que este paso viene a fortalecer la posición del producto agavero frente a la renegociación del TLCAN con Estados Unidos y Canadá.

El director del CRT puntualizó que el tequila tiene una posición muy sólida dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte debido al reconocimiento mutuo entre las tres naciones, en el marco del mismo acuerdo, y a un memorándum de entendimiento que establece las garantías para la exportación del producto, aunado a que en el marco de la renegociación no se está hablando de poner aranceles al destilado mexicano para su venta en Estados Unidos. De tal suerte que la reciente certificación de marca consolida esa posición que ya se venía fortaleciendo.

Este reconocimiento, al igual que los otros 49, se concreta gracias a las gestiones del CRT, que trasponiendo las fronteras ha logrado proteger la Denominación de Origen del Tequila (destilado de Agave Tequilana Weber) más allá del territorio mexicano y con ello potenciar las oportunidades de exportación.

Con el reconocimiento estadounidense se cierre la pinza para fortalecer el Anexo 313 del TLCAN, que presuponía un principio de equidad y de reconocimiento mutuo entre las naciones signantes del acuerdo, para el whisky canadiense, para los Bourbon y Tennesse Whiskies estadounidenses y para el tequila y el mezcal mexicanos.

Sin embargo, sólo Canada había reconocido formalmente al tequila, al otorgarle el título de marca nominativa, en 1979, pero faltaba el reconocimiento, no sólo comercial sino jurídico de Estados Unidos, el principal país importador de tequila, que el ano pasado compró 161 millones de litros, equivalente a más de 80% de la producción total nacional.

Fuente: El Economista

Advertisements