Según Bardalet, el cuerpo del maestro del surrealismo “es una momia, como madera”. El cadáver de Dalí estaba tan duro que los médicos forenses se vieron obligados a “utilizar una sierra eléctrica en lugar de un bisturí”.

Los restos del artista han sido exhumados por orden judicial. La catalana Pilar Abel, de 60 años, dice ser hija y heredera del famoso surrealista. Como consecuencia de la demanda presentada por esta, una jueza de Madrid ha ordenado obtener muestras biológicas de su cuerpo y realizar con ellas un examen de ADN.

Fuente: RT