El cuerpo de Salvador Dalí fue enterrado en Figueras en 1989. Los restos del genial pintor español han sido exhumados para tomar muestras bilógicas y practicar un test de paternidad.

“Su bigote permanece intacto, marcando las 10 y 10, como él deseaba. Es un milagro”, han expresado Narcís Bardalet, el responsable de embalsamar a Salvador Dalí hace 28 años.

Este viernes se ha realizado la exhumación del cadáver con motivo de la realización de una prueba de paternidad, informa el diario español ‘La Vanguardia’.

Según Bardalet, el cuerpo del maestro del surrealismo “es una momia, como madera”. El cadáver de Dalí estaba tan duro que los médicos forenses se vieron obligados a “utilizar una sierra eléctrica en lugar de un bisturí”.

Los restos del artista han sido exhumados por orden judicial. La catalana Pilar Abel, de 60 años, dice ser hija y heredera del famoso surrealista. Como consecuencia de la demanda presentada por esta, una jueza de Madrid ha ordenado obtener muestras biológicas de su cuerpo y realizar con ellas un examen de ADN.

Fuente: RT

Advertisements