Antes de volver a Portugal tras su gira por México, Miguel Layún se llevó un episodio amargo pues respondió con extrema facilidad a una provocación pero sin saber siquiera de quién venía la ofensa.
Desde que fue anunciado en el sonido local previo al Porto vs. Chivas, al volante le llegaron recordatorios maternales desde la tribuna, quizá por su pasado americanista, quizá por la impresión que dejó en Copa Confederaciones.

Resulta que después de empatar con el Guadalajara, Layún salió de los vestidores muy amable a decir que gracias, que no iba a atender a la prensa, algo que se esperaba, pues el departamento de medios del Porto ya lo había adelantado.
El problema estuvo que tras caminar por la zona mixta de la casa de las Chivas, y al negarse a hablar, recibió un chiflido con tonada de mentada de madre que obviamente le desagradó.
Cabe destacar que además del silbido, hubo por ahí una frase que terminó en "!…tu madre!", lo que definitivamente encendió al jugador.

Qué bonito, hermano. Y después se quejan cuando uno los manda a la chingada”, fue la respuesta de Layún, a quien no le faltó razón en reaccionar pero sí en generalizar y meter en el mismo saco a toda la prensa, en vez de aludir al individuo que, en caso de haber estado acreditado como representante de los medios de comunicación, no será más que un intento de periodista sin la mínima noción de lo que es ser profesional en los medios

MEDIOTIEMPO