Mariana, de solo 18 días, fue ingresada en un hospital en Iowa donde los médicos indicaron que se había contagiado por un virus del herpes labial de algún familiar o amigo ya que los padres dieron negativo en los análisis.

Una niña de tan solo 18 días de vida falleció en Iowa después de contraer un virus mortal que, todo indica, contrajo después de recibir un simple beso, según sospechan los médicos.

Los padres de la menor, Nicole y Shane Sifrit, fueron padres el 1 de Julio. La bebé, que se llamaba Mariana, nació sin ningún problema, según los exámenes de los doctores, pero cuando tan tenía una semana y tan solo unas horas de su boda, comenzaron a notar un comportamiento extraño: no tenía apetito y tampoco reaccionaba cuando trataban de despertarla o moverle las extremidades.

“En dos horas, dejó de respirar y sus órganos comenzaron a fallar”, dijo Nicole Sifrit a una afiliada de la cadena CNN.

Ante esta situación, los recién casados interrumpieron su boda para trasladarla inmediatamente al hospital Blank Children’s Hospital in Des Moines. Los médicos les informaron que Mariana había contraído meningitis HSV-1, causada por el virus del herpes que afecta a los labios.

Ambos padres dieron negativo en un test médico, por lo que sospechan que el virus pudo ser contagiado por un familiar o amigo que los visitó cuando nació la niña. Los médicos indicaron que posiblente la besó, puede que en la cara o la mano.

“La tocaron y luego ella se tocó la boca con su mano”, explicó Sifrit. Ante la muerte de su hija ahora los padres están hablando de su caso para advertir de la importancia de los primeros días de los recién nacidos, debido a la debilidad de su sistema inmunológico.

En un post publicado en Facebook, Nicole Sifrit quiso dar las gracias por todo el apoyo recibido desde que se conoció su caso.

Mariana murió finalmente el martes en la mañana.

Redacción Univisión

Advertisements