Un total de 300 policías federales arribaron al estado de Chihuahua para reforzar los operativos de seguridad, luego que la entidad ha sido escenario de cruentos enfrentamientos entre los cárteles de la droga del Pacífico y La Línea.
El comisionado estatal de Seguridad, Óscar Aparicio Avendaño, informó lo anterior, y agregó que dentro de poco llegará a 600 el número de elementos, para distribuirlos en los municipios de Chihuahua, Juárez y Cuauhtémoc, donde se ha incrementado el delito de homicidio con arma de fuego por cuestiones relacionadas a la venta y tráfico de drogas.
Además, el Estado recibirá la presencia de la Policía Militar, como resultado de las gestiones que se hicieron directamente ante el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, agregó Aparicio.
Es algo que venimos anunciando desde hace mucho y que afortunadamente ya se concretó. Tenemos muy buena coordinación entre los tres ejes de gobierno, tan es así, que ya tenemos la presencia de fuerzas federales en el estado”, expresó el funcionario.
Óscar Aparicio, compartió que esta mañana se reunió con los mandos de la Policía Federal y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Chihuahua, para definir la estrategia conjunta que iniciarán de inmediato en los puntos considerados como “focos rojos” del área serrana.
Explicó que los hechos violentos que se han visto en la entidad, tienen que ver con “la degeneración que resultó de las colusiones con los cárteles de la droga, que hubo durante muchas administraciones pasadas; ahorita estamos trabajando de manera frontal, hemos seguido teniendo contenciones y espero que ya con esta nueva contención en el área serrana, podremos bajar considerablemente los niveles de homicidios”.
Lo anterior, abundó, será más notorio debido a que hay una estrategia integral que comenzó en la región de la Sierra, desde Ciudad Madera, que es la zona en donde han ocurrido casi todos los eventos de inseguridad, ya que estuvo desprotegida por muchos años.
Consideró que el propósito de la Comisión Estatal de Seguridad, es crear una atmósfera de seguridad, para detonar también la economía y el desarrollo, al garantizar estabilidad a los inversionistas y turistas, y para evitar la pérdida de empleos y la fuga de capitales.

Con información de Excélsior 

Advertisements