La organización Ahora, demandaron a los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) renuncien para permitir un proceso social de búsqueda de nuevos responsables que sí brinden certeza e imparcialidad en las elecciones.

A unas semanas de que arranque el proceso electoral federal de 2018, demandaron las salidas, en un ejercicio de conciencia personal, más que un procedimiento de remoción, según expuso el ex consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Alfredo Figueroa, integrante del organismo.

Deben irse y “pedir disculpas al país por haber sido incapaces de reconocer esos miles de millones de pesos en las elecciones de Quintana Roo, Chihuahua y Veracruz” -que han salido a la luz con denuncias penales contra sus ex mandatarios– e irse todos, insistió al descartar que él busque volver a un organismo electoral.

Emilio Álvarez Icaza, coordinador del Consejo Nacional Promotor de Ahora, acusó que las fallas en la fiscalización de las campañas en 4 entidades -recién avalada por el INE el lunes– y sobre todo lo que los consejeros no vieron, muestra que “el desafío es el uso de ríos de dinero ilegal (con lo que) se está trastocando, amenazando la voluntad de la gente, la democracia… y no hay árbitro”.

Por eso “es mucho mejor (que se vayan) ahora, que una crisis posterior en el 2018”.

En rueda de prensa, Figueroa, Álvarez Icaza, el ex candidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, la politóloga Denise Dresser y el actor Daniel Giménez Cacho, además de otros presentes, como José Antonio Crespo, hicieron pública su exigencia a los consejeros del INE y presentaron un video en el que se muestra la defensa acrítica de los consejeros a los comicios, con discursos como los que se dictaban en las épocas de fraude electoral.

“Es mucho peor irnos a las elecciones con el actual Consejo General, que no intentar hacer un cambio ahora. Es mucho peor en términos de cuáles son los desafíos a la democracia electoral” pues no son sólo poner casillas, sino que “tienen que ver con los ríos de dinero ilegal que están trastocando la democracia electoral”, advirtió Álvarez Icaza.

Para Cárdenas Solórzano no se trata de descabezar al INE y quedarse sin autoridad electoral en los próximos comicios, “al contrario, lo que se requiere es tener una autoridad plenamente confiable”, no como la que hay.

“Cuando hay una crisis y es claro que la existe, hay que resolverla lo más pronto posible para que no se agudice y complique, es momento de empezar a resolver este problema y esto empieza por la renovación de la autoridad electoral”, aseveró Cárdenas, de la organización ‘Por México Hoy’.

Por eso dijo esperar que “la mayoría de los partidos revisando sus propias conductas” se sumen a la petición de salida de consejeros.

Dresser aseguró que sería más grave ir con este INE a las elecciones del 2018, ya que podría darse el escenario de que “alguien gane y nadie le crea”, ante la falta de confianza en la autoridad electoral.

La académica destacó que en 1994 se creó el IFE en unos meses ante la crisis política del país y “si se pudo en 1994 se podría en el 2017, faltaría la voluntad política de los partidos y para eso sería necesario el empuje de la sociedad civil indignada ante estas elecciones que se han vuelto fársicas”.

“El IFE había sido una institución de oro” ahora el INE “no está a la altura de las expectativas”, advirtió.

Redacción y Foto El universal 

Advertisements

¿Qué te parece?