En estas vacaciones de verano, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) recomienda a los padres de familia extremar precauciones y mantener vigilados a los niños, a fin de evitar lesiones o quemaduras en el hogar.

Entre las medidas que deben tomarse al interior de los hogares están el apartar a los pequeños de escaleras y zonas resbaladizas, pues las llamadas para atender emergencias en casa durante las vacaciones están relacionadas con caídas que sufren los infantes.

El ISEM exhorta también a mantener a los niños lejos de la cocina para evitar quemaduras por la exposición directa al fuego o por el derrame de alimentos y líquidos calientes.

A la par, se recomienda guardar bajo llave o fuera del alcance de los menores los artículos de limpieza como jabones líquidos, cloro, destapacaños y demás productos inflamables o tóxicos, para evitar que los menores puedan ingerirlos por error.

Debido a que el índice de accidentes en casa aumenta en promedio en 2 por ciento, es importante mantener a los menores vigilados y con medidas preventivas que garanticen su seguridad en el hogar.

Advertisements

¿Qué te parece?