Al reunirse con integrantes de la Asociación de Universidades Públicas de Estados Unidos (APLU, por sus siglas en inglés), el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, afirmó que las instituciones de educación superior de ambos países requieren estar unidas para hacer frente a los retos y construir un futuro mejor: más responsable, más unido, y con justicia y libertad.

El rector Graue agradeció que esta asociación –que agrupa a 237 universidades públicas y centros de investigación de Norteamérica– expresara su solidaridad con los alumnos inmigrantes, llamados “dreamers”, después de las órdenes ejecutivas que emitió el gobierno del presidente Donald Trump en materia de inmigración.

“A nombre de mi país, me gustaría expresarles nuestro agradecimiento. Por nuestra parte, continuaremos fomentando la tolerancia, la pluralidad y el respeto”, subrayó Graue Wiechers.

Los modelos de producción contemporáneos, explicó, han demostrado ser insostenibles, y como respuesta a los cambios económicos mundiales han surgido tendencias nacionalistas y proteccionistas que alcanzan niveles de intolerancia, xenofobia y, por lo tanto, generan tensión social.

“En respuesta a esas actitudes tenemos la responsabilidad de promover la diversidad, la pluralidad y la tolerancia en nuestro mundo globalizado”, dijo, en presencia de la presidenta de la APLU, Teresa A. Sullivan y de la subsecretaria Adjunta de Derechos Civiles del Departamento de Educación de Norteamérica, Candice Jackson.

Hoy más que nunca, prosiguió Graue Wiechers, la educación demanda la movilidad de los estudiantes, a fin de que puedan beneficiarse de otras experiencias. Asimismo, expuso cifras de la cooperación que existe entre la UNAM y las instituciones norteamericanas; actualmente se tienen 103 convenios con 68 universidades y organizaciones, además, cerca del 20 por ciento de las publicaciones científicas se realizan en colaboración con investigadores estadounidenses.

A través de un comunicado, la UNAM refirió que de 2008 a 2016, la Universidad Nacional envió en intercambio a 932 alumnos y 88 académicos a instituciones del vecino país del norte, recibiendo a 228 estudiantes y 265 académicos.

Canadá, agregó, es otro destino importante. Se tienen 25 convenios con 17 universidades u organizaciones. Las publicaciones de investigación científica con esa nación representan el 3.5 por ciento. Y en los últimos ocho años la UNAM envió a 295 alumnos y 24 académicos de intercambio, mientras que recibió a 89 alumnos y 51 académicos.

La educación superior en México y América Latina, destacó el rector Graue, es el principal vehículo para la movilidad social, así como para el desarrollo de una sociedad más próspera y justa.

En la UNAM, una tercera parte de los estudiantes proviene de familias con ingresos menores a 20 dólares al día, de allí el importante rol que juega la educación para la movilidad social, concluyó.

Con información de Radio Fórmula