La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina investiga la presunta agresión sexual en contra de una mujer policía, cuyo imputado es un mando operativo de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, la Fiscal de Delitos Sexuales, Alicia Rosas Rubí, afirmó que se le esta brindando la atención correspondiente a la víctima y aseguró que el implicado está a disposición de la Fiscalía.

Además, informó que mañana a más tardar a las 12:00 horas, tendrán integrados los primeros resultados de las diligencias hechas por la Fiscalía a su cargo, los cuales determinarán si la carpeta de investigación se inicia con el delito de violación o abuso sexual.

De acuerdo con el expediente iniciado en la Unidad Asuntos Internos de la Policía capitalina, el pasado lunes, alrededor de las 22:00 horas, la policía Magaly “N” se encontraba de vigilancia en uno de los módulos de seguridad, Montes de las Cruces, ubicado en el a colonia la Pradera, Delegación Gustavo A. Madero.

En el lugar, la uniformada tomó un refresco que le ofreció su superior Héctor “N” con indicativo Prado Omega (mando estructural del sector) y posteriormente perdió el conocimiento.

Al despertar, la mujer descubrió que estaba desnuda en la oficina del mando policial, percatándose de una posible agresión sexual, por lo que decidió dar aviso a sus compañeros de la guardia.

Con base en dicho reporte, en ese instante la mujer policía denunció que fue ignorada en dos ocasiones, la primera por los uniformados de guardia en el cuartel y la segunda por elementos de la patrulla MX-2011-N1, de la Unidad de Protección Aragón.

Una vez que rechazaron apoyarla, la elemento policial caminó a una tienda de 24 horas ubicada en la colonia Ampliación Casas Alemán, donde finalmente solucionó el problema de comunicación y se enlazó con el servicio de emergencia 911, donde informó de lo acontecido dentro del Sector “Pradera”, localizado en Loreto Fabela y Avenida 416, Colonia 7a Sección de San Juan de Aragón.

A ese lugar acudieron otros mandos policiales y personal de la Dirección General de Asuntos Internos, quienes solicitaron un ambulancia, cuyos paramédicos corroboraron el agravio sexual sufrido por la uniformada.

En consecuencia, el policía segundo Héctor Antonio Flores Cruz, fue abordado a una patrulla y trasladado a la agencia especializada en  delitos sexuales, en la delegación Gustavo A. Madero, donde se determinará su situación jurídica en la próximas horas.

Con información de 24Horas