Para brindar atención terapéutica a derechohabientes con problemas físicos, el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) puso en funcionamiento la Clínica de Rehabilitación Física Integral (CRFI), que brindará más de 25 mil atenciones anuales como terapias físicas, ocupacionales, estimulación temprana, acupuntura y quiropráctica.

Gustavo Mercado, responsable de la clínica, resaltó la importancia de contar con un espacio dedicado a ofrecer tratamiento integral a pacientes que hayan sufrido algún accidente o tengan alguna enfermedad que incapacite sus actividades diarias. Detalló que la clínica está equipada con tecnología robótica de última generación, así como unidades de oscilación, electroterapia y onda de choque, equipos pioneros que sólo se encuentran en función al servicio público en el Instituto Nacional de Rehabilitación y que son usados para tratar padecimientos como lumbalgias, cervicálgias, dorsalgias, problemas en hombro, afección artrítica de rodilla por degeneración o trauma, entre otros padecimientos.

Desde que inició operaciones en enero de este año, la CRFI ha atendido también a pacientes con parálisis cerebral, enfermedades congénitas, secuelas importantes derivadas de un infarto y pacientes con capacidades diferentes tanto en adultos como niños.

Agregó que mediante la estimulación temprana y con el apoyo de los padres, pacientes pediátricos con discapacidad motriz o neurológica han logrado notable mejoría en funciones motrices de los pacientes. Informó que la clínica está ubicada en las instalaciones de la antigua Policlínica de Toluca, la cual fue remodelada para este proyecto, y cuenta actualmente con dos consultorios de rehabilitación, uno más para Medicina del Deporte, otro de medicina alternativa, un gimnasio terapéutico y un área de estimulación multisensorial.

SONY DSC