La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México rescató a seis niños explotados laboralmente por una pareja que los traía de estados vecinos con la promesa de casa, alimentación y un sueldo mensual.

Los responsables acudían a Veracruz, Puebla, Chiapas e Hidalgo para hallar a niños en condiciones vulnerables con la intención de ofrecerles un trabajo, sin embargo, al llegar a la capital eran obligados a vender dulces en carretillas siete u ocho horas diarias de lunes a sábado.

Asimismo, se les impuso una renta por concepto de hospedaje, además de que cada uno debía pagar la comida que una joven de 19 años de edad les preparaba, siendo esta última, obligada a cocinarles, por lo que fue puesta bajo el resguardo de las autoridades, junto con un joven de 20 años, también explotado.

Los menores trabajaban en las colonias Roma, Zona Rosa y Chapultepec, en tanto que vivían en un inmueble de la colonia Ex Hipódromo de Peralvillo.

De la pareja, solo la mujer fue capturada e internada en el Centro Femenil de Santa Martha Acatitla, en tanto su cómplice es buscado por la PGJCDMX.

Tres de los menores fueron reintegrados a su núcleo familiar mientras que los demás continúan bajo resguardo de la procuraduría.

Con información de Hoy Estado de México