“No creo que podamos cambiar el resultado de la elección”, dijo el gobernador de Morelos.

México.- Graco Ramírez, gobernador de Morelos, reconoció que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no puede competir contra Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, demostrará que en el Estado de México mantiene su fuerza y presencia.

“Ese muerto del que tanto hablan goza de cabal salud”, declaró en entrevista con Carlos Loret para Despierta, el gobernador al aludir a su partido, mismo del que dijo mantiene “liderazgos regionales importantes”.

En opinión de Ramírez, la elección para gobernador del Estado de México permite al PRD diferenciarse del “proyecto personalista y caudillista de López Obrador”, aunque el candidato del partido, Juan Zepeda, no pueda cambiar el resultado de la elección.

“Juan ha ido creciendo, ha recuperado el voto de izquierda perredista que no se va con Andrés, es una tendencia que va en ascenso; lamentablemente no creo que podamos cambiar el resultado de la elección, pero Juan va a ser una gran revelación y un factor muy importante para demostrar que en el Estado de México el perredismo que fue subestimado, despreciado y ofendido por López Obrador, ahí está su presente”.

El propio gobernador reconoció que el PRD no es un partido grande porque AMLO jaló la marca “ninguno de nosotros puede competirle a López Obrador, pero como partido y fuerza tenemos una presencia muy importante”.