Un trabajador realizaba labores de mantenimiento y construcción en una sucursal bancaria de la Ciudad de México y nunca pensó que este Día de las Madres sería lo último que haría, ya que una estructura de cemento le cayó encima y lo mató.

La mañana de este 10 de mayo un grupo de trabajadores laboraba en el primer piso del establecimiento ubicado en la calle Miguel Laurent, esquina Enrique Rebsamen, en la colonia Del Valle, cuando ocurrió el accidente.
Ellos fueron testigos de cómo una loza cayó sobre tres de sus compañeros, de los que sólo dos lograron sobrevivir. El otro quedó prensado.
Tras el accidente arribaron elementos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México para realizar las indagatorias necesarias y retirar, junto con bomberos, el cuerpo del empleado.