Los ciclos de lluvias no han sido abundantes, por lo que no se prevé que se comporten como históricamente, es decir, los riesgos de inundaciones han disminuído drásticamente, pese a que los precipitaciones que se han presentado en los últimos días apunten a lo contrario.

“No se tiene certeza de qué va a suceder con las lluvias, sí va a haber, pero pueden ser escazas o ligeras, en cuanto a las temperaturas altas, éstas no se han registrado, nada más un día fue de 25.5° centígrados”, comentó Juan Pérez, meteorólogo de la UAEM.

Destacó que por las mañanas se mantiene el frío invernal, es decir, hasta tres grados menos de lo típico para los meses de abril y mayo.

Es por lo anterior que, ante las variaciones en las tradicionales estaciones climaticas, las lluvias se sentirán en mayor número en esta temporada aunque se espera que sean menos intensas por lo que ayudarán a regular la temperatura en este verano.

“Hay que pensar con detenimiento lo que nos dicen muchos medios de que todavía tenemos frentes fríos, no, no es así, en el invierno no se tuvo ninguno en el Valle de Toluca, menos se tendrán en el verano”, añadió.

Advertisements