La atracción en la que se encontraban los menores de edad se llama Splash Canyon y desde el parque aseguran que se trata del juego “más impredecible y emocionante” de bajadas por rápidos”.

Tras caer al agua, la niña fue rescatada por empleados del lugar. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano porque cuando llegaron los servicios de emergencia quisieron trasladar a la niña a un hospital pero ya era tarde.

“El personal de la ambulancia de cuidados intensivos le atendió antes de llegar al hospital infantil de Birmingham, donde los médicos continuaron el tratamiento aplicado en el traslado. Desgraciadamente, la niña murió después de llegar al hospital”, dijo un portavoz del servicio de ambulancias de acuerdo a lo informado por el diario El País.

Aún no se sabe cuáles fueron las causas del fallecimiento, como tampoco trascendió el nombre de la víctima.

Desde el parque se mostraron conmovidos por lo ocurrido. “Estamos todos realmente conmocionados y destrozados, y nuestros pensamientos están con la familia y amigos en este momento terriblemente difícil”, dijo el director de la empresa, George Bryan.

El juego acuático fue cerrado tras el accidente. Asimismo, Drayton Park no abrirá sus puertas por varios días en señal de duelo y en medio de las investigaciones para dar con las razones de lo sucedido.

Con información de El Comercio

Advertisements