Elementos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México detuvieron a un joven de 12 años de edad que fue detectado distribuyendo envoltorios con cocaína en la delegación Álvaro Obregón.

Al ser detenido y tras ser revisado, se descubrió que portaba en su mochila 158 dosis de cocaína, mismas que están valuadas en aproximadamente 10 mil pesos.

De igual forma, los agentes encargados de la detención le confiscaron un celular con el cual contaba a sus clientes.

Tras ser interrogado, el menor declaró que los paquetes con enervantes eran propiedad de su patrón e incluso amenazo con que de ser detenido, su jefe, de quien no se conoce su identidad, los iba a matar.

Debido a los dichos del adolescente los agentes capitalinos intentaron averiguar la identidad del que decía era su patrón, sin embargo el menor de edad ya no quiso agregar más datos.

El joven narcomenudista fue presentado ante el Ministerio Público, donde cambió su versión de los hechos y dijo que un amigo le pidió esconder el producto previamente decomisado, luego de ello, fue entregado a sus padres.

Con información de SDP Noticias

Advertisements