El presidente Donald Trump decidió este martes despedir a James Comey, director del FBI. Este despido se produce después de su polémica declaración en el Congreso que obligó a la agencia a enviar una carta para corregir su testimonio sobre los correos de la asistente de Hillary Clinton.

El presidente Donald Trump decidió este martes despedir a James Comey, director del FBI. Este despido se produce después de su polémica declaración en el Congreso que obligó a la agencia a enviar una carta para corregir su testimonio sobre los correos de la asistente de Hillary Clinton.

“El presidente ha aceptado la recomendación del Fiscal General y del Procurador General Adjunto sobre el despido del director del FBI, dijo a periodistas el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, según político.

Su despido repentino se produjo justo poco después de que el FBI enviara este martes una carta al Congreso corrigiendo información ofrecida la semana pasada su jefe respecto a la investigación sobre los e-mails de Hillary Clinton que, según la excandidata presidencial, le costó la elección el pasado noviembre.

James Comey: “Me da nauseas pensar que pude haber afectado las elecciones” Univision

La equivocación se dio cuando Comey habló sobre los correo electrónicos de Clinton que fueron encontrados el otoño pasado en la computadora de Anthony Weiner, quien en ese entonces era el esposo de Huma Abedin, una de las la asesoras más cercanas de la ex secretaria de Estado.

“El FBI es una de las instituciones más respetadas y alabadas de nuestra nación y hoy marcará el nuevo comienzo de la joya de la corona del cumplimiento de la ley”, aseguró el presidente Trump según el comunicado de prensa distribuido por la Casa Blanca.

En una audiencia ante un comité legislativo, Comey reconoció la semana pasada que le generaba “náuseas” pensar que había incidido de alguna manera en el resultado electoral.

Ese mismo día Comey afirmó que Abedin había enviado miles de correos electrónicos a la computadora de su entonces esposo, algunos con información clasificada.

“Abedin parece haber tenido la práctica regular de reenviarle correos a él (a Weiner) creo que para que los imprimiera y así entregárselos a la secretaria de Estado”, dijo Comey. Sin embargo, estos datos no eran ciertos, tal como se supo este martes.

En la carta enviada al Congreso por la agencia explicó que “nuestra investigación determinó que la señora Abedin solía reenviar correos a otras personas para que se los imprimieran. Si bien no conocemos el número, de acuerdo con nuestra investigación, el FBI cree que es razonable concluir que gran parte de los correos hallados en la computadora del señor Weiner relacionados con la investigación de Clinton ocurrieron como resultado del respaldo de dispositivos electrónicos personales, y que solo un pequeño número fue reenviado por la señora Abedin al señor Weiner”.

Comey, que fue duramente criticado por salir a anunciar la reapertura de la investigación contra Clinton a 11 días de las elecciones, fue nombrado director del FBI por el expresidente Barack Obama en 2013 para un mandato de 10 años para sustituir en el cargo a Robert Mueller. Comey es un jurista republicano que trabajó para George W. Bush como segundo del Departamento de Justicia y había previamente ejercido como fiscal en Chicago, Richmond y Nueva York.

Comey consiguió una aprobación casi unánime en el Senado: 93 votos a favor y tan solo uno en contra, el del senador republicano Rand Paul.

Con información Univisión

Advertisements