MIAMI. 
La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sentenció a 30 años de prisión al creador y administrador principal de lo que se creía era el sitio más grande del mundo de pornografía infantil, con más de 150 mil usuarios estadunidenses e internacionales.
En un comunicado emitido el fin de semana, el FBI indicó que Steven Chase, de 58 años, de la ciudad de Naples, en el estado de Florida, creó un sitio de internet llamado Playpen (corralito de juegos) en agosto de 2014 en la red Tor, una red abierta en la llamada “dark web” (red oscura).
El sitio permitía a los usuarios comunicarse anónimamente a través de sitios web de “servicios ocultos”, además de que ofrecía a sus miembros difundir y ver miles de publicaciones de víctimas jóvenes, indexadas por edad, sexo y el tipo de actividad sexual involucrada.
El caso, así como las miles de investigaciones de seguimiento que ha iniciado, tiene un alcance y una amplitud sin precedentes, de acuerdo con el FBI.
La investigación ha generado en total 548 arrestos internacionales, 350 en Estados Unidos; además de que se ha logrado rescatar de la explotación sexual a 296 menores de edad en todo el mundo y 55 en este país.
Asimismo, las autoridades de Estados Unidos han abierto procesos contra 25 productores de pornografía infantil y contra 51 personas que abusaron sexualmente de menores de edad.
Además de Estados Unidos, se han producido arrestos en Israel, Turquía, Perú, Malasia, Chile y Ucrania.
Las autoridades expresaron que el esfuerzo es el más exitoso del FBI hasta la fecha contra los usuarios de los sitios de servicio ocultos de Tor, además de que ha abierto nuevas vías para la cooperación internacional en los esfuerzos para procesar a los abusadores de niños en todo el mundo.
Sólo pudimos lograrlo con un gran apoyo de nuestros socios internacionales y oficinas en el terreno”, afirmó el agente especial Dan Alfin, quien investigó el caso como parte de la sección de crímenes violentos contra niños del FBI.
El caso se abrió poco después de que Steven Chase lanzara Playpen en el verano de 2014, pero dada la manera en cómo funcionan los servicios ocultos de Tor, no había mucho que las autoridades pudieran hacer al respecto.
Los arrestos iniciaron cuando Chase reveló por equivocación la dirección IP única en internet de Playpen, una ubicación en Estados Unidos.
Excélsior