Cd. de México (06 mayo 2017).- Líderes perredistas de diferentes corrientes del PRD consideraron inviable el llamado de Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, a que haya una alianza de facto de las fuerzas de izquierda sólo para que ganen los candidatos de su partido.

La advertencia del tabasqueño de que si ahora no se concreta tal alianza no habrá entonces una para el 2018 fue considerado, incluso, como una extorsión.

“Si no hay unidad ahora en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz, si no hay ahora, ya el 18 pues vamos solos, Morena va a ir solo”, advirtió López Obrador el viernes en Nayarit.

“Si quieren la unidad para el 18, que ya se deslinden del PRI, se deslinden de Peña Nieto en el Estado de México”, insistió.

Luis Sánchez, coordinador de la campaña de Juan Zepeda, candidato del PRD al gobierno del Estado de México, indicó que López Obrador no se muestra como estadista en busca de la unidad de la izquierda, sino como un político con soberbia “inaudita” por pedir una alianza que antes rechazó de diversas maneras.

“Lo que hace no es una invitación, es una amenaza al PRD, es un chantaje, es una extorsión”, manifestó el senador.

“Considero que López Obrador está nervioso porque los números no le dan para ganar la elección, pero si la pierde será por su responsabilidad”, agregó.

Recordó que antes del inicio de la campaña se reunió varias veces con la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, para tratar de negociar una alianza de izquierda en Edomex, porque si progresaba un acuerdo con el PAN se cerraba cualquier posibilidad para el 2018.

“La respuesta siempre fue un no”, comentó.

“Cómo vamos a declinar por Delfina Gómez, si nuestra bandera es ir contra la corrupción y ella ha dado muestras de que cometió actos de corrupción al hacer descuentos a los empleados de la Alcaldía de Texcoco para su grupo político. Que se vea primero qué candidato es el mejor para hacer una propuesta así”, advirtió Sánchez, de la corriente Alternativa Democrática Nacional.

Eric Villanueva, coordinador de Nueva Izquierda, afirmó que el dirigente de Morena lanzó una propuesta electorera para atender la presión de los grupos internos de tener un acuerdo con PRD, pero que en el fondo es imposible e inviable.

“¿Por qué tiene que declinar nuestro candidato en Nayarit, si le lleva 20 puntos al de Morena? ¿Por qué tendríamos que declinar en Veracruz, si vamos arriba en 100 municipios y Morena podría ganar solo en unos 40?”, cuestionó.

Consideró que si López Obrador está interesado en una alianza con PRD, debe hacer un planteamiento serio, porque no quedan las promesas de palabra ni las declinaciones gratuitas que beneficien a un solo bando.

Fernando Belaunzarán, de Iniciativa Galileos, indicó que el ultimátum del tabasqueño va a unificar al PRD para decirle que es inadmisible su propuesta.

“Nos está llamando a un acto de rendición porque pone condiciones inadmisibles para todos los perredistas, en eso va a unificar al PRD.

“Aquí no hay Barbosas ni un Fernando Espino, y si pierde, nos querrá echar la culpa”, indicó.

Solo puede haber un acercamiento con actitud de diálogo abierto y respetuoso, para discutir nuestras diferencias entre iguales, agregó Belaunzarán.

“Nos advierte que si no cedemos, en 2018 va solo, pues que con su pan se lo coma. A ver si de ir solo contra todos, por eso se ve que no aprendió del 2006, cuando perdió por su soberbia”, expresó.

Alejandro Sánchez Camacho, de Izquierda Democrática Nacional, advirtió que el partido no debe echar en saco roto el llamado de López Obrador, por lo que debe ser discutido en el CEN para tener una respuesta institucional.

Consideró que ni deben rechazar ni aceptar de brazos abiertos la propuesta del ex candidato presidencial, sino considerarla pensando en el 2018.

“Tenemos ante nosotros una señal y creo que con reconocimiento y respeto de ambas partes puede haber una mesa de diálogo para atender esta señal de acercamiento”, dijo.

Vladimir Aguilar, de Foro Nuevo Sol, aseguró que no habrá voto útil del PRD para que gane sólo Morena.

“Si quiere algo para el 2018, que se desdiga y disculpe con el PRD, porque ni somos unos sometidos ni unos incondicionales”, aseveró.

Redacción Reforma.com

Advertisements