Jeff Glasbrenner, quien escaló a la cima del monte Everest el año pasado, tuvo que rebasar muchos obstáculos —incluyendo una discapacidad física— para llegar a esta meta. El deportista ahora aparece en la portada de la revista Sports Illustrated y cuenta su inspiradora historia.

Glasbrenner es el primer estadounidense con una pierna amputada en llegar a la cima de la montaña más alta del mundo. Su trayectoria es captada como nunca antes en la serie documental Capturing Everest de Sports Illustrated y Life VR en colaboración con Endemol Shine Beyond USA. La serie de cuatro capítulos presenta la historia de Glasbrenner y otros escaladores con conmovedores testimonios.

Last training day!

A post shared by Jeffrey Glasbrenner (@teamglas) on

Glasbrenner perdió una de sus piernas en un accidente en un tractor cuando tenía 8 años. Sus doctores le dijeron que no podría montar bicicleta, nadar ni hacer deportes con su prótesis metálica, pero él desafió todas sus predicciones y encontró su pasión escalando montañas.

Los otros escaladores que lo acompañaron hasta la cima de la helada montaña son Lisa Thompson —una sobreviviente de cáncer de mama quien renunció a su trabajo para dedicarse a este reto— y Brent Bishop, el hijo del legendario escalador Barry Bishop.

El riesgo de escalar la montaña valió la pena al ver la vista desde las alturas, asegura. “En Everest los pequeños problemas se convierten en grandes problemas”, dijo Glasbrenner a Sports Illustrated. “Como dicen en la montaña: ‘Si pierdes un guante, pierdes una mano’”.

Por suerte, él ignoró las límitaciones impuestas por sus médicos cuando perdió su pierna derecha. “Uno piensa que los médicos saben más que uno cuando en realidad no lo saben todo”.

IMG_4243.JPG_CROPPED.jpg

Redacción People