Lamenta el delegado de Economía en el Estado de México, José Luis Velasco Lino, que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no cumpla la tradición de celebrar en grande el 5 de Mayo, como se había venido haciendo desde las épocas de George W. Bush; lo que sigue lastimando la relación bilateral entre el país vecino y México.

Esto además, de une a una oleada de incredulidad por parte de sus gobernados, ya que no ha cumplido sus promesas de campaña más que la implementación de políticas migratorias xenófobas.

El funcionario consideró que la falta de certeza sobre el avance del plan de gobierno del estadounidense, termina siendo un desafío pues aún no sabe qué estrategia debe emprenderse para hacerle frente.

El día de hoy, enfatizó, el gobierno de Estados Unidos bajó sus impuestos del 35 al 15 por ciento, lo cual implicará solo un agujero fiscal en su propia economía además de que su propuesta de grabar las importaciones solo se traducirá en un aumento de precios para el propio pueblo estadounidense.

“No tiene dinero ni siquiera para pagarle a Puerto Rico que es un estado de la Unión y que está en bancarrota menos tiene dinero para construir el muro porque sin dinero todas las palabras que diga se caen”, finalizó.