Por: DiosTolo

Duro golpe a la democracia es el retiro del registro como candidato independiente a Isidro Pastor, quien aspiraba a ser gobernador del Estado de México.

Más allá de tratarse de Isidro Pastor, quien fuera presidente del PRI y secretario de trasporte en la entidad, este hecho deja en claro que las candidaturas independientes están a merced de los partidos políticos y de las instituciones que debieran estar más preocupadas por el desarrollo del proceso electoral en general.

No solo es el recabar más de trescientas mil firmas para alcanzar el registro, sino la revisión sin observadores lo que hace difícil para cualquier ciudadano alcanzar una candidatura bajo semejantes parámetros, sin financiamiento,sin ayuda de una organización antes constituida y sin apoyo de la promoción, ya que se corre el riesgo de ser considerados como actos anticipados de campaña.

Además de que la aportación económica que les corresponde es mucho menor a la que les da el instituto a un partido de nueva creación, este proceso de un nuevo partido -que teóricamente debería ser más complicado- requiere de un numero menor de firmas que no son revisadas tan exhaustivamente como se hace a un aspirante a candidatura independiente.

Los ciudadanos debemos abogar por las candidaturas independientes ya que estas podrían ser un escape al monopolio del voto que ostentan los partidos políticos y que sin miramientos abanderan candidatos que muchas veces no cumplen con las expectativas de los ciudadanos, lo que genera poca participación en los procesos electorales.

Al final de los independientes que solicitaron su registro solo quedo Teresa Castell quien parece que tendrá una votación importante aunque no sobresaliente en esta elección, ya que los tiempos en radio y televisión que el IEEM distribuye no se hacen de manera equitativa sino proporcional, lo que pone en desventaja a los partidos pequeños pero sobretodo a los independientes.

Como nota: Fue Isidro Pastor quien buscó la candidatura del PRI al gobierno del Estado de México en la sucesión de Arturo Montiel donde se decidió que el PRI iría con Enrique Peña Nieto, lo cual resultó en la salida de Isidro Pastor del PRI y posteriormente su expulsión, no queremos pensar que las decisiones del Instituto Electoral y del Tribunal Electoral traen mensaje de afuera del Estado de México o solo es una simple coincidencia.

Advertisements