Los niños nacieron con craniosynostosis, condición que en última instancia puede generar que el cerebro crezca sin control

Hunter, Jackson y Kaden, de seis meses de nacidos, se han convertido en los primeros trillizos del mundo en ser sometidos a una operación para curar una rara malformación craneal llamada craniosynostosis, reporta el portal Newsday.

Los trillizos, nacidos el 22 de octubre del año pasado, fueron operados con éxito en enero en el Hospital de la Universidad Stony Brook, en Long Island (Nueva York). El día de ayer, el centro médico realizó una rueda de prensa para dar a conocer el logro.

De acuerdo a los especialistas, se trata de un caso sumamente raro, ya que la probabilidad de que los trillizos nacieran con esta misma malformación es de aproximadamente una en 160 millones de billones. Asimismo, indican que en la literatura médica no hay registros de trillizos con craniosynostosis.

La craniosynostosis provoca que las placas del cráneo se fusionen, causando que este se deforme. En última instancia, esta condición puede conducir a la pérdida de visión y al crecimiento incontrolado del cerebro.

La operación implicó extraer un hueso del cráneo de los trillizos. Para lograrlo, se empleó un endoscopio con una cámara, que se introdujo en una incisión de solo una pulgada de ancho. Cada niño llevará un casco de plástico por los próximos meses, lo que ayudará a remodelar sus cabezas.

Con información de El Universal

Advertisements

¿Qué te parece?