Al menos 27 pasajeros resultaron heridos cuando un avión que estaba por aterrizar en Bangkok experimentó una turbulencia severa.

Al menos 27 pasajeros resultaron heridos cuando un vuelo de la aerolínea Aeroflot que viajaba de Moscú a Bangkok experimentó una turbulencia severa.

24 rusos y 3 tailandeses resultaron heridos, algunos sufrieron fracturas y moretones, cuando el avión inesperadamente cayó en un “hoyo de aire” mientras hacía su aproximación al aeropuerto Suvarnabhumi, según un comunicado de la Embajada de Rusia en Bangkok.

“Algunos pasajeros heridos no tenían el cinturón de seguridad abrochado. Todas las víctimas fueron trasladadas a hospitales cercanos con varias heridas, la mayoría fracturas y golpes. Algunos requieren cirugía. 15 permanecen aún hospitalizados”, dijo la embajada.

‘Había sangre en el techo’

Rostik Rusev, que es de Ucrania pero vive en Nueva Jersey, iba a en el vuelo y le dijo a CNN que la turbulencia fue tan fuerte que las personas salieron volando de sus asientos.

“Duró unos 10 segundos, el avión se movía para todas partes”, le dijo Rusev a CNN.

“Había sangre en el techo, gente con la nariz rota, bebés heridos, fue horrible. Pasó de la nada y fue como cuando el neumático de un auto estalla”.

“El personal a bordo no pudo haber sido más valiente y profesional. Fueron héroes en todo lo que hicieron”, añade el pasajero.

Rusev le mostró a CNN la foto en la que se puede ver sangre en un compartimento superior para el equipaje. Según él, ese fue el resultado de la turbulencia, pues la gente salió disparada de su asiento y golpeó el techo.

Aeroflot publicó un comunicado explicando las circunstancias del incidente, que ocurrió a unos 40 minutos antes de aterrizar. Dijeron que este tipo de turbulencia se conoce como “turbulencia de cielo despejado” y afirmaron que es difícil prepararse para ella pues “no ocurre en las nubes sino en cielos con buena visibilidad”.

La aerolínea dijo que esta fue la razón por la que a los pasajeros no se les pidió que regresaran a sus asientos y añadió que cada año ocurren cerca de 750 casos de este tipo.

Con información de Sin Embargo

Advertisements

¿Qué te parece?