El delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Durango, Eduardo Bailey Elizondo, fue detenido la tarde del viernes en su oficina por elementos de seguridad que entraron hasta la delegación.

El también exdirigente del PRI en Nuevo León fue detenido por acusaciones de peculado y ejercicio indebido de sus funciones en un encargo anterior, cuando era director del Isssteleón, donde se generó un “quebranto financiero” que se estima en los 359 millones de pesos.

El arresto inició cerca de las 14:00 horas y durante el mismo, Eduardo Bailey Elizondo tuvo un malestar en salud, por lo cual fue trasladado a un hospital particular en la capital de Durango llamado La Paz.

Ahí arribó a las 15:20 horas esposado, acompañado y custodiado por al menos 40 elementos de seguridad, ingresó a recibir atención médica y estuvo en observación por varias horas, mientras en el exterior y el interior permanecían los agentes policiacos, pero cerca de las 18:00 horas los elementos bajaron la guardia y muchos se retiraron.

En algún momento, Eduardo Bailey simplemente se fugó por la puerta trasera del nosocomio, ayudado por algunas personas que incluso lo esperaban para emprender la huida. Según se observó en el video de seguridad del hospital, él salió vestido con camiseta roja y pantalón beige, se subió corriendo a una camioneta, la cual se echó en reversa y emprendió la huida sin que nadie lo pudiera alcanzar.

A las 23:00 horas la Fiscalía General del Estado de Durango emitió un comunicado donde argumentó que no tenían elementos suficientes dotados por el gobierno de Nuevo León para mantener detenido al delegado.

“Él se encuentra en libertad debido a que no se dio cumplimiento al procedimiento jurídico-administrativo establecido en el Convenio de Colaboración celebrado por la Procuraduría General de la República, la Procuraduría General de Justicia Militar, y las Procuradurías y Fiscalías Generales de Justicia de las entidades federativas.

“Los agentes de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León, se presentaron en nuestra ciudad con una solicitud de colaboración para dar cumplimiento a la orden de aprehensión por existir un mandamiento judicial en esa entidad”.

Explicó el comunicado que no se le pudo retener porque no cumplía con la calidad de detenido, por lo que la persona en mención optó por abandonar el nosocomio, aun cuando en el lugar se encontraban los agentes de Nuevo León y Durango.

Para garantizar el cumplimiento cabal de la ley, se han girado las instrucciones correspondientes para realizar la investigación e integrar la carpeta sobre los sucesos acontecidos.

La detención está vinculada con una averiguación que se hace en la Subprocuraduría Anticorrupción encabezada por Ernesto Canales, ya que existe una denuncia que data de febrero del 2016, por uso indebido de recursos en el ISSSTE en Nuevo León, donde fue titular el político en cuestión.

Eduardo Bailey fue nombrado en diciembre del 2015, como delegado del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el Estado de Durango, luego de ser ex presidente del PRI Estatal en Nuevo León.

Con información de El Financiero