La meta es que todas las Salas de Espera de Urgencias y Terapia Intensiva del IMSS cuenten con Silla-Cama para familiares de pacientes hospitalizados.

Esta mañana Fundación IMSS, A.C. presentó a mujeres empresarias el Programa Sillas-Cama, cuyo objetivo es que existan sillas que se hacen cama para los familiares de los derechohabientes en todas las Salas de Espera de Urgencias y Terapia Intensiva del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De eso se trata el proyecto de Silla-Cama, el cual nació de una preocupación del Voluntariado IMSS sobre los largos tiempos de espera de los familiares de pacientes hospitalizados, cuya estadía promedio es de hasta 8 horas.

El año pasado gracias a la aportación de miles de personas, se logró que todas las Áreas de Pediatría del País fueran equipadas con 4 mil sillas, gracias a Movimiento Azteca y actualmente trabajamos para cerrar la brecha con 6 mil sillas más para las áreas mencionadas.

Este año destaca el hecho de que las está realizando un proveedor mexicano, el cual dona cierto porcentaje por cada una, lo que permitió bajar su precio de 3 mil 290 pesos el año pasado a 2 mil 800 pesos este año.

Las donaciones se pueden realizar en la página de internet www.fundacionimss.org.mx y en una cuenta bancaria habilitada para tal efecto.

Todas las Sillas-Cama cuentan con una placa donde se coloca el nombre del donante, para fomentar la transparencia en las donaciones.
Patricia Guerra, Directora General de Fundación IMSS, A.C., explicó que sólo el uno por ciento de los mexicanos es capaz de costear una enfermedad crónico degenerativa y/o oncológica sin ayuda del IMSS, con lo que llamó a todos a solidarizarse con los familiares de los derechohabientes que viven un momento de vulnerabilidad.

Nuestra meta, dijo, es conseguir que todas las Salas de Espera de Urgencias y de Terapia Intensiva del IMSS cuenten con Sillas-Cama para los familiares de pacientes.

Con una portación por silla de 2 mil 800 pesos, se beneficia al año a mil 95 familias y a casi 11 mil mexicanos a lo largo de la vida útil de la silla.

Apoyamos esta iniciativa, porque estamos convencidos de que la atención de una persona no debe ser sólo clínica o médica, sino fundamentalmente humana.

El desayuno de empresarias estuvo encabezado por la periodista Fernanda Familiar, que donó tres sillas e invitó a las asistentes a donar.

Dentro del desayuno se donaron 136 Sillas-Cama, de una meta de 6 mil que se requieren para cubrir todas las áreas del Instituto.