Una de las pasiones ocultas de Julia Roberts puede que sea el fútbol. Al menos así se puede deducir de su última aparición: la oscarizada actriz fue una espectadora de lujo del partido entre el Real Madrid y Barcelona celebrado este domingo en el Santiago Bernabéu.

La intérprete, de 49 años, se dejó ver junto a sus hijos en el palco del estadio madrileño para presenciar El Clásico, aunque ningún medio la fotografió sí hay imágenes de ella en las entrañas del estadio. Una de esas instantáneas que más se han viralizado en las redes sociales ha sido la de Roberts con Leo Messi, jugador del Barça, aunque fue el equipo rival quien invitó a la actriz. “Además de la gran victoria, ayer conocí a una de mis actrices favoritas, ¡Julia Roberts!”, escribió el jugador en su cuenta de Facebook.

La actriz se situó en el palco de honor junto al golfista español Sergio García, que también estuvo en el campo y fue el encargado de realizar el saque de honor a modo de homenaje tras su victoria en el Masters de Augusta.

Al parecer, Roberts sí dejó que las cámaras de Real Madrid Tv la grabaran mientras saludaba a varios de los jugadores del Real Madrid al bajar al vestuario tras finalizar el partido. Especialmente emocionada se ve a la actriz cuando Cristiano Ronaldo saluda a sus tres hijos y les firma un autógrafo, y ella misma es la encargada de presentarle al delantero a su marido, Daniel Moder. Además de posar junto a CR7, la intérprete de Pretty Woman o Erin Brockovich posó igual de sonriente junto a los futbolistas Marcelo y Sergio Ramos y con el entrenador, Zinedine Zidane. Aunque por ahora ninguno de ellos ha compartido ese momento en sus respectivas cuentas de Instagram. Tampoco dejó escapar la oportunidad de poder pisar el césped del Santiago Bernabéu.

Con información de El País

362777