Por Hilda Rodríguez 

Este fin de semana se vivió tremendo duelo de pugilistas en la Capital Mexiquense, cuando Ibeth “La Roca” Zamora, enfrentó a su coterránea y nueva campeona del cetro minimosca, Esmeralda “La Joya” Moreno.

Sin miramientos y con la gran técnica que caracteriza a ambas, salieron desde el primer asalto a buscar la victoria, lo que le rindió dividendos a la de San Cristóbal Hichochitlán, quien mandó a la lona a la “Joya“ con una poderosa combinación de golpes en el round inaugural.

Con el paso de los minutos, las acciones se volvieron más emocionantes, ya que ninguna ofrecía descanso a su oponente tal y como lo aseguraron en la previa, la condición física sería un factor fundamental en el resultado del combate.

En la segunda mitad, vino la reacción de la ahora campeona mundial, quien impuso su mejor boxeo y mayor longitud de brazos para neutralizar el incesante ataque de Zamora, quien por momentos recibía demasiado castigo, el cual se veía reflejado en su rostro.

Moreno vivió su mejor momento del combate al cierra de la ruta, donde se hizo dueña de las acciones dandole la vuelta a las tarjetas de dos de los tres jueces; y ante un cierre trepidante y ensordecedor coronarse como la nueva monarca del orbe, ademas de conseguir su pase a la gran final del torneo por el cinturón Diamante.

” Estoy muy contenta, fue una pelea de sueño, creo que paré a pegarle al tú por tú a la campeona y gracias a Dios las cosas salieron bien”, expresó.

Por otro lado, Ibeth comentó tener sus dudas respecto al resultado.

“Me gustaría ver la pelea, porque no sentí que los resultados fueran correctos, sin embargo, una cosa es lo que sienta y otra lo que se vea desde afuera.”

Este 13 de mayo en Zapopan, “La Kika” Chávez y “La Bronca” Arrazola, medirán fuerzas en los encordados, y la ganadora se enfrentará a “La Joya” Moreno, y pelear para obtener el Cinturón Diamante de la WBC.

Advertisements

¿Qué te parece?