El presidente Donald Trump criticó a los legisladores demócratas que se oponen a financiar el muro en la frontera sur de Estados Unidos e insistió que México pagará el muro “eventualmente pero en fecha posterior”.

 “Los demócratas no quieren utilizar dinero del presupuesto para el muro en la frontera a pesar del hecho de que detendrá a las drogas y a los muy malos miembros de la pandilla MS-13”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

 Desde el mes pasado, el liderazgo demócrata del Congreso amenaza a los republicanos con paralizar el gobierno federal si aceptan las exigencias de la Casa Blanca de incluir dinero para la construcción del muro y el despliegue de una fuerza de deportación.

 “Eventualmente, pero en una fecha posterior, a fin de que podamos empezar tempranamente, México estará pagando, en alguna forma, el tan necesitado muro fronterizo”, tuitió Trump en un mensaje posterior.

 Aunque Trump no dio detalles sobre la manera en que el muro sería pagado, el procurador general de Justicia, Jeff Sessions, sugirió por separado que esa infraestructura podría ser pagada con los ahorros de dinero de créditos fiscales a indocumentados, la mayoría mexicanos.

 “Hace varios años, el Departamento del Tesoro bajo la administración Obama sostuvo que si se cambian las regulaciones y se cumplen apropiadamente uno podría ahorrarse hasta cuatro mil millones de dólares al año”, dijo a la cadena ABC.

 Sessions sostuvo que en un lapso de 10 años esa suma podría incrementarse a 40 mil millones de dólares.

 “Se nos va a pagar de una manera o de otra… hay muchas maneras en que podemos encontrar dinero para pagar por esto, pero en el largo plazo”, señaló Sessions.

 En contraste, la lideresa de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sostuvo que la insistencia del presidente en la construcción del muro fronterizo es un “signo de debilidad”.

 “Cuando el presidente habla de este muro, está expresando un signo de debilidad. Está queriendo decir: ‘No puedo controlar nuestras fronteras; tengo que construir un muro'”, señaló en una entrevista para la cadena NBC.

 La legisladora de California dejó en claro que el gobierno tiene la responsabilidad en el control fronterizo, pero descartó el apoyo de su partido a los recursos presupuestales para el proyecto del muro.

 “Construir el muro no es la respuesta. No aquí ni en ningún lugar”, remató.

 En igual sentido, el senador por Illinois, Dick Durbin, sostuvo que los demócratas advirtieron desde hace meses a los republicanos y a la Casa Blanca los riesgos de poner “píldoras venenosas”, como el dinero para el muro, en el presupuesto.

 “El muro fue una promesa hecha por el presidente durante su campaña, y hay que recordar que dijo que los mexicanos lo pagarían… es una jugada política, una obsesión, que no debe ser la causa del cierre del gobierno… Esperemos que el presidente se retracte”, dijo Durbin a CNN.

Con información de El Informador 

Advertisements