El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, llamó “corrupto” y “reverendo mentiroso” al candidato panista a la gubernatura de Coahuila, Guillermo Anaya, a quien señaló de tener acuerdos con los Moreira.

El presidente del Comité Ejecutivo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, volvió a arremeter contra el expresidente Felipe Calderón, al que llamó “sepulcro blanqueado”, por intentar negar que en su momento, exoneró al ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira.

De gira por Torreón, López Obrador reiteró que para mostrar lo contrario, fue que publicó en su cuenta en la red social de Twitter, un fragmento del documento emitido por la Procuraduría General de la República (PGR), en el que se determina el “no ejercicio de la acción penal” en el caso de Moreira Valdés.

En cuanto a las acusaciones en su contra respecto a que recibió dinero del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, dijo que si se lo demuestran, se retiraría la política.

Aseveró que haría lo mismo si alguien le demuestra que Calderón no exoneró a Moreira, como él considera, consta en el documento emitido por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales AP/PGR/UEIDCSPCAJ/FECCSPF/M-II726772012, con número de oficio: SEIDF/0231/2012.

Indicó que el oficio referido y el cual establece que por el delito de enriquecimiento ilícito en agravio de la administración pública en Coahuila, en octubre del 2012, unos días antes de que finalizara el gobierno calderonista, se determinó el no ejercicio de la acción penal, y por esa razón, abundó, cuando Moreira fue detenido en España, también fue dejado en libertad.

Prueba que desde 2012, el Gobierno Federal decidió no proceder penalmente contra Moreira Valdés y por ello, él seguirá buscando a quien “le crea” al ex Presidente Calderón Hinojosa.

Aprovechó para catalogar también como “corrupto” y como un “reverendo mentiroso” al candidato panista a la gubernatura de Coahuila, Guillermo Anaya, a quien señaló de tener acuerdos con los Moreira. “Son parte de la misma mafia del poder”, agregó.

El líder nacional de Morena criticó las “mansiones” que Anaya Llamas y el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Ángel Riquelme, tienen en Torreón, porque “no las tiene ni Obama”.

El político tabasqueño subrayó que en cuanto a la campaña de desprestigio en su contra, en que lo pretenden vincular con Duarte de Ochoa, el objetivo es tirarle “lodo”. Catalogó esos dichos como “calumnias” de las cuáles saldrá ileso porque ni siquiera conoce al expriísta y le pueden llamar “peje”, pero no soy lagarto”.

Insistió en que si alguien llega a comprobar las acusaciones que le ha lanzado el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, al que se refirió como “corrupto”, se retiraría de la política.

Reiteró que él no se reúne con corruptos y eso molesta mucho a sus adversarios, lo anterior, tras refrendar que entre el PRI y el PAN hay un acuerdo para el 2018, y por eso se impulsa como aspirante a Margarita Zavala, para que Calderón “se reelija” a través de ella.

En cuanto a las condiciones de inseguridad que se viven en puntos del país como Tamaulipas, dijo que desde el gobierno panista de Felipe Calderón, se cometió el error de combatir a la criminalidad “con fuego” y con el uso de la fuerza, dejando a un lado las causas que han generado el problema, como la falta de crecimiento, el abandono del campo y los jóvenes y la falta de creación de empleos.

Redacción MVS