La compañía aeroespacial compartió una foto de la vista desde las instalaciones de la nave que realiza la misión SES-10 y todos estamos maravillados con ella.

C-CFbFPXcAALgOl.jpg

El cohete Falcon 9 de SpaceX entregó el SES-10, un satélite de comunicaciones comerciales para SES, a una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO). El lanzamiento se realizó desde el histórico complejo de lanzamiento 39A (LC-39A) en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida el pasado 30 de marzo.

SES es un operador satelital líder en el mundo, proporcionando soluciones de comunicaciones satelitales fiables y seguras en todo el mundo.

La misión del SES-10 ha marcado un hito histórico en el camino hacia una reutilización completa y rápida de cohetes de clase orbital.

La primera etapa de Falcon 9 para la misión SES-10 apoyó previamente la exitosa misión CRS-8 en abril de 2016.

El satélite se desplegó aproximadamente 32 minutos después del lanzamiento.

Space Exploration Technologies Corporation (SpaceX) es una empresa norteamericana de transporte aeroespacial fundada en 2002 por Elon Musk, quien es co-fundador de PayPal, Tesla Motors, SolarCity e Hyperloop.

Ha desarrollado los cohetes Falcon 1 y Falcon 9, los cuales han sido construidos con la meta de ser vehículos de lanzamiento espacial reutilizables.

SpaceX también ha desarrollado la nave espacial Dragon, que fue puesta en órbita por los vehículos de lanzamiento Falcon 9.

SpaceX diseña, prueba y fabrica la mayor parte de los componentes por cuenta propia, incluyendo los motores de cohete Merlín, Kestrel y Draco.

En noviembre de 2012, Elon Musk anunció en una conferencia de la Real Sociedad Aeronáutica en Londres, su intención de establecer la primera ciudad humana en Marte, construyendo la nave en la que enviaría a los grupos pioneros de no más de 10 personas, que serían las encargadas de construir la infraestructura en la que desarrollar la futura ciudad entre otras labores como fertilización y conversión de elementos.

El objetivo sería crear colonias en Marte de hasta 80,000 personas e introducir vuelos regulares que costarían alrededor de 500,000 dólares. Elon Musk calculó un presupuesto aproximado para este proyecto de 36 mil millones de dólares en capitales tanto públicos como privados.

C8l7oALXoAEaJIQ.jpg

Advertisements